Sin trabas

Se queja el alma rota

Enclaustrada en un insaciable pecho,

Y agonizando agota,

Sobre pútrido lecho,

Sus chispas para un recuerdo maltrecho.

 

 

Forzada por el hecho,

Más por miedo que por acto, que dota

Fantasma insatisfecho

A esta mortal idiota,

De trocar su figura en terracota.

 

 

Densa nostalgia brota,

Y con ella este tormento rehecho,

Que sin piedad azota,

Sin trabas en el trecho,

Y de esta alma saca todo provecho.

 

 

Y yo desaprovecho

Mi juventud, el tiempo, y fuerza ignota,

Sabiendo tu despecho,

Para hurtar una gota

En mi memoria de tu huella remota.

 

JM González Vera

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s