Puente de Alabastro

Al son del noctámbulo ciclo lunar
danzaban temblorosas las estrellas,
y abriéndose despiadada Hydra entre ellas,
borrando el pensamiento de ayunar.

Jamó recuerdos bellos de acunar:
de ti casi extinguió todas centellas,
de nuestra infancia a penas quedan huellas.
Las lunas le ofrecieron betunar.

Queriendo este olvido ser nostalgia,
tornó en mi mente el más centelleante astro
y en el pecho la más fuerte cardialgia.

Tallé conexión, puente de alabastro,
que como constelación creó magia:
tras once años, recuperé tu rastro.

J.M. González Vera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s