Una experiencia Orjázzmica

Recuerdo perfectamente que fue el boca a boca el que trajo a mis oídos el primer rumor de Orjazzmic, una banda alicantina que comenzaba a rezumar de entre el espumoso talento musical de esta localidad costera y mediterránea.

Impulsada por mi afán de querer conocer más, indagué por las redes sociales hasta dar con varias grabaciones de algunos de sus conciertos, las cuales me puse a escuchar como una loca al momento, experimentando lo que pocas veces he conseguido experimentar a través de la música: un temblor de piernas, la agradable sensación de un hormigueo recorriéndome la columna vertebral de arriba abajo, la aceleración de mis pulsaciones al mismo tiempo que se me comprimía el pecho, respiración alterada, y varios quejidos que se quedaron en mi garganta… exactamente, a mi cuerpo y a mi mente les invadió un verdadero orgasmo musical. Tuve ganas de romper el silencio de la madrugada bailando y cantando al son de la melodía y voz que Orjazzmic ofrece pero, en vez de eso, decidí preparar una pequeña presentación para ponerme en contacto con ellos al día siguiente y entrevistarles. Esta fuerza de romper de olas no se podía quedar únicamente en Alicante.

«Orjazzmic apuesta por la fusión, partiendo del jazz, el funk y el hip hop como bases imperecederas, e investigando alrededor de ellas lo que les echen» dicen en su presentación en Facebook. Y desde luego, todo aquello que les echan —y se echan— sale renovado, radiante, excitado y listo para excitar.

Gracias a la colaboración de sus componentes —Klau Gandía (voz), Dani Catalá (teclados), Carlos Porcel (trompa/trompeta/voz), Stewe (batería), Andrés López (bajo), Santituve Marhuenda (voz), Freddy Maia (percusión) y Benjamín Marpegán (saxo)— la distancia que separa a Málaga de Alicante desapareció en cuestión de segundos y pudimos trabajar, codo con codo y vía correo electrónico, en esta entrevista que hoy os presentamos en Orbe.

Por último, quisiera agradecer de nuevo el tiempo que nos dedicaron los chicos de Orjazzmic —y la paciencia que han tenido—, desearles que sigan partiendo la pana y que nos sigan orjazzmicando con este talento tan fresco, sorprendente e impredecible con el que se presentan. También me gustaría animarles a que pronto se dejen caer por Málaga y la inunden con ese soul tan característico que poseen. ¿Estáis preparados para dejaros invadir por Orjazzmic?

IMG_9629 modif.jpg

Bien chicos, contadnos, ¿cómo nace Orjazzmic? ¿Y por qué se os ocurrió tomar la base en la música de Funk, Hip hop, Groove y Jazz fusion?

Andrés: No creo que en ningún momento se nos ocurriera que queríamos tocar nada en concreto al empezar. Aunque sea lo típico que se pueda responder, cada uno aporta su propia concepción de las cosas. Si buscáramos lo que escucha habitualmente cada uno por separado, no todo coincidiría. Es cierto que todos tenemos un gusto especial por la música de raíces negras, pero eso es un abanico muy amplio. Yo por ejemplo escucho mucho funk de los 70. Casi podría decir que yo busco ese concepto de línea de bajo setentera, que haga bailar, en todo lo que toco. Pero no suelo escuchar «jazz clásico» ni «jazz fusión rockero». Todo lo que me llena el alma, tiene un gran sentido del ritmo y es muy funk, puede que porque sea el bajista [risas].

Seguro que tiene que haber una anécdota bestial tras la ocurrencia de este nombre tan original, Orjazzmic, ¿nos la podríais contar? ¿Se podría decir que Orjazzmic es el nuevo ‘sexo, drogas and Jazz’?

A: Pensamos que el concepto de sexo, drogas y r’n’r, nos queda lejos. El grupo (en su mayoría) es hijo de las redes sociales, de internet y de los móviles. Ya no es el mismo tipo de esencia del rock’n’roll.

Stewe: La ocurrencia del nombre creo que vino a que en un ensayo estábamos tocando un tema llamado Glass después de esto, Dani dijo «es algo orgázmico» y empezamos a jugar con las letras hasta dar con Orjazzmic.

¿Cuándo os disteis cuenta que Orjazzmic comenzaba a ser algo más que un grupo creado por colegas amantes de la música? ¿Habéis lanzado ya algún disco?

A: [Risas] ¿Cuándo? Cuando empieza a querer formar parte del grupo gente que es ajeno al núcleo de amistad inicial. Yo no conocía a nadie. Los vi en directo. Y me dije: «Joder, yo hubiera querido tocar esto hace 10 años». Como ya había bajista, me ofrecí a echar una mano en el sonido. Quería formar parte de eso, porque me ilusionaba, y los grupos de Alicante y la actitud que tenía mucha gente de mi edad hacía tiempo que me tiraban hacia atrás. Empecé a tocar en Orjazzmic casi 7 años después de abandonar mi último grupo/proyecto.
Hemos grabado nuestro primer trabajo Packin’ Up en julio de 2014. Con el tiempo, creo que será un buen punto donde miraremos para observar cómo empezó todo. Aunque el camino que ahora seguimos o queremos seguir sea ligeramente distinto porque ya no llevamos un MC como persona que se comunica con el público directamente. En cualquier caso, creo que somos un grupo que transmite mucha energía en el directo y que contagia al público lo que nos pasa en el escenario mientras hacemos el gamberro.

Os movéis por la zona de Alicante y alrededores, ¿pensáis en agrandar pronto el cerco de vuestras actuaciones?

A: Sí, de hecho ya hemos estado en Madrid y Barcelona. Poco a poco el entorno que abarcamos se va haciendo más grande. Para octubre/noviembre tenemos fechas en la provincia de Albacete, y también tenemos en mente volver a subir a Madrid, con grupos conocidos de allí y también nosotros solos.

¿Qué sentisteis en vuestro primer concierto ‘oficial’? ¿Cómo recibisteis la noticia? ¿Cómo reaccionó el público?

S: Sinceramente yo tenía un poco de nervios y el público ayudó mucho a que nos relajáramos pues la gente concibió nuestra idea desde el primer minuto que salimos a escena.

A: Bueno, el mío, fue divertido. Nos lo cerró la policía [risas]. Fue en un cumpleaños de un conocido. En general, no tengo el recuerdo de ninguno malo. Algunos sitios son más difíciles, pero de esos es de los que más se aprende. Siempre hay que sacar lo positivo.

Klau: Mi primer concierto  con ellos no fue «exactamente» con ellos. Compartíamos cartel ese día, pero íbamos con grupos distintos. Yo pertenecía a una banda de reggae y ellos acababan de formar Orjazzmic y daban su primer concierto ese día. Sala Babel, casualmente, contrató a las dos bandas para su inauguración como sala de conciertos… y… ¡así nos conocimos!  Se podría decir que vi desde el backstage el primer concierto oficial de Orjazzmic…  y me enamoré de su música desde el primer minuto,  y fíjate ahora… ¡la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida!

Dani: Nuestro primer concierto oficial fue en la inauguración de la Sala Babel, donde ensayábamos. Fue la misma semana que montamos la banda; todo fue muy rápido, creamos algunas canciones y tiramos pa’ lante como pudimos. Nos lo pasamos realmente bien.

Santiuve: El primer concierto lo recuerdo bien porque realmente hacía muy poco que nos conocíamos los que estábamos y nos avisaron dos semanas antes. Lo que tocamos aquella noche desde luego es algo irrepetible. 13IMG_9585 modif.jpg

¿Habéis tenido alguna anécdota divertida durante algún concierto? ¿Algún fan enloquecido? ¿Tenéis ritos o alguna manía antes de salir a actuar?

A: Llum siempre gritaba por encima de los demás. Aunque hubiera 500 personas [risas]. Manías no, pero a mí me gusta hacer piña, nos animamos como si fuéramos un equipo de baloncesto o algo parecido (creo a ciencia cierta que eso lo empecé yo [risas]). Da fuerzas y transmite energía antes de salir al escenario.

Carlos: Una vez teníamos concierto en la Sala Stereo de Murcia. Aparcamos con tan mala fortuna que se quedaron las llaves dentro con el coche cerrado a 15 minutos de montar para la prueba de sonido y los instrumentos dentro del coche. Tuve que sacar mis dotes mafiosas para abrir el coche con una cordonera, una piedra y una fina rama de madera. Por suerte nos sobraron cinco minutos para fumarnos un cigarro [risas].

Freddy: Somos un equipo, antes de salir al escenario nos creemos los Lakers de la NBA powerfamily and friends y … ¡vamooooos a tocar!

K: En mi día a día soy una persona coherente, nada supersticiosa. Pero antes de un concierto… me vuelvo «Sheldon»… me da vergüenza hacer público esto por si me encierran o me tiran de la banda… pero venga, todo sea por hacer un rato el ridículo [risas]. Antes de un concierto me encierro en el baño y rezo en un minuto lo que no rezo el resto del año, no puedo dar un concierto con ropa interior amarilla, morada ni azul, tampoco puedo usar para ese día calcetines a rayas (va en serio) [risas], y la más extraña… en mi primer concierto estaba muerta de miedo y cuando miré al suelo vi un tornillo y quise creer que era un «amuleto de la suerte». Como el concierto salió genial ahora estoy jodida, porque me veo en la obligación de buscar tornillos tirados por la sala y guardármelos. Hace poco me enteré viendo un documental sobre Pavarotti que compartimos rareza respecto a lo de los tornillos antes de los conciertos y como a él le fue tan bien… esto agravó mi «problemita» y, ahora empiezo a desenroscar los que están sueltos.

S: En lo que se refiere a fans, he firmado en muchos sitios, partes del cuerpo incluso. De los ritos la verdad es que poco, somos de los que dan vueltas por ahí y demás y a 5 minutos antes del bolo decimos todos juntos: ¡¡ORJAZZMIC!!
Benja: ¡Claro! Mi primer concierto con Orjazzmic. Era carnaval. Acabábamos de terminar una canción y un tío disfrazado de militar se acercó al escenario mirándonos muy serio, casi como intimidatorio, se subió y nos acercó a todos formando un círculo un pelín más cerrado. Se sacó una granada falsa y nos la tiró en agradecimiento por lo bien que se lo pasó. En su momento tuvo gracia, estábamos ahí tocando y, claro… fue bastante espontáneo.

¿Habéis participado en algún festival, musical o concurso?

A: Concurso de Alacant Rock. Quedamos segundos. Nuestro disco ganó  por votación popular al mejor disco de Alicante en 2015 en el blog Alicantelivemusic, Emergenza Festival (ganadores de momento en la primera fase de Alicante en Sala Babel) y… aún no se sabe. Seguimos siendo concursantes, nos quedan unas cuantas fases… [risas].

Cuál es el siguiente paso de Orjazzmic?

A: No dejar de dar pasos, seguir caminando. La constancia y no creérselo nunca son las claves. El azar, la suerte al fin de al cabo, son factores importantes, pero se pueden convertir en algo más pequeño si trabajas de manera constante en lo que crees.

Sa: Como ya han dicho algo más arriba el siguiente paso tiene poco que ver conmigo, pero va a ser espectacular, hay mucho soul en Orjazzmic. posible modificada.jpg

¿Qué ha significado, y significa, la música para cada uno de vosotros y la creación de Orjazzmic? ¿Qué os ha aportado?

A: Para mí Orjazzmic es una extensión de mí mismo. Es mi parte creativa, improvisadora y emocional.
También es mi refugio, mi válvula de escape. Uno de esos «lugares» donde soy «de verdad». Con todas mis cosas buenas y mis defectos de manera más evidente que en ningún otro aspecto de mi vida. Donde estoy a gusto, relajado y donde no tengo miedo a juicios externos.

D: Crear Orjazzmic fue el primer paso hacia lo que empecé a considerar como mi vida profesional, con Orjazzmic siento la libertad de intentar buscar un sonido propio, más allá de lo que el curro de turno exija. Orjazzmic es «lo difícil», es aquello por lo que luchas sin, a veces, saber muy bien por qué. Simplemente es como un hijo al que sabes que quieres y nutres pase lo que pase, porque lo sientes como propio.

C: A mí Orjazzmic me da la oportunidad de sacar y emplear todas mis ideas y mis habilidades musicales (muchas de ellas que ni conocía, como tocar la trompeta) a la vez que los siento a todos ellos como parte de mi familia. En resumidas cuentas, me siento libre.

K: En cualquier ámbito artístico pasa lo mismo… las personas creativas buscan poner en su mano lo que está en su cabeza.
El que es pintor visualiza formas, paisajes, colores… y para que dejen de ser etéreos pinta un cuadro. Cuando eres músico sucede exactamente lo mismo… por eso tarareas, o llevas una grabadora en el bolso; los artistas buscamos continuamente hacer de las cosas abstractas cosas tangibles… y cuando sucede eso, pues en mi caso, compongo una canción. Para mí Orjazzmic es una gran familia, es un proyecto en común nacido directamente desde el amor.

S: Orjazzmic ha hecho que pueda tener voz propia en lo que me respecta como baterista. He tenido otros proyectos (de chavales, pero sin prosperar) e incluso he llegado a hacer un disco que no llegó a ver la luz con otro grupo. Pero desde que estoy en Orjazzmic me siento orgulloso de poder decir a la gente, o a conocidos: Tíos, tengo un grupo que hace música propia y del que hacemos fusión con Jazz y el Soul o el Funk, es maravilloso, ¡es orjázzmico!

B: Para mí, la música es una parte de mí. Hay veces que estás tocando y sencillamente no estás… quiero decir que tu cuerpo y tu instrumento están, pero tú, tu alma y tu mente no. Creo que cada vez que tocas y más aún cuando improvisas lo que tocas, en cierto modo, realizas una especie de reflexión sobre quién eres, una indagación en tus recuerdos, tus temores, tus alegrías. Una reflexión que espontáneamente sale de ti y que dice lo que a través de palabras no se podría. Es algo mágico poder vivirlo desde dentro. La creación de Orjazzmic significa para mí la oportunidad de explorar el mundo que nos rodea a través de la música. En cada canción hay una historia repleta de vivencias, de recuerdos, cosas muy personales que hacen que cada uno sea quien es y que salen a la luz sin tabúes ni complejos, desnudando el alma de cada uno al hacerlo. Sin duda, en cada una de esas melodías hay una historia que, antes de que te des cuenta, deja su huella en ti.

F: Orjazzmic significa libertad, compartir en todos los sentidos, sentir, escuchar, tocar con arte, dar lo mejor de uno mismo , amar, ser feliz, paz interna.

Sa: Es como esa bola de nieve que rueda cuesta abajo haciéndose cada vez más grande, que nadie puede frenar y que indiscutiblemente suena bien.


Autora: Jennifer María González Vera

Corrector: Guillermo Ruiz Jurado

Anuncios

2 comentarios en “Una experiencia Orjázzmica

  1. Son ¡fantásticos! y únicos. Estoy deseando verlos el día 28 de julio en el Teatro Principal de Alicante con sus nuevas canciones y fusionándose con el consolidado Orfeón Cantábile (casi 30 años de bagaje), en su concierto Con-Fusiones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s