Sopla

Susurran las sombras de tus huellas
cantos atrayentes,
melodías de sirenas
repletas de recuerdos, repletas de muerte.
Aún doblegas mi voluntad
cuando ya no quiero recordarte,
cuando necesito que sea Soledad
la única que me acompañe.
Pero solo te basta soplar
para que me deshaga,
para que mis velas cambien,
y desee despeñarme
por esos acantilados
que, un día ya muy lejano,
fueron cascadas donde emanaban aguas,
repletas de sueños, repletas de Esperanza,
hoy secas, petrificadas,
abandonadas hacia ninguna suerte.
Pero así,
son tan atrayentes.

 

J M González Vera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s