Todo está sujeto a la perspectiva adecuada

La crítica social, la denuncia, la expresión individualista o el descontento con la política global son algunas de las razones que han dado forma y sustancia al arte contemporáneo que invade el siglo XXI. Hoy en día, cualquier expresión artística gira en torno a un significado personal, profundo y atado, más que en cualquier otro siglo, a la perspectiva del autor.

Se ensalzan los mensajes directos y concisos, la obra ya no tiene como principal función complacer la vista del espectador, no: ahora es a la mente a la que hay que conquistar. Los museos se comienzan a ver como cárceles para esta vía de comunicación, por lo que el arte ha empezado a inundar las calles, aceras, parques, solares y paredes de numerosas ciudades, dando paso a un lenguaje más cercano a la población y completamente libre de impuestos y demás trabas que impedían su contemplación.

Actualidad, información y realidad son la gama de colores que inundan la paleta actual del arte, pero ¿existe en esta nueva vanguardia un hueco para el juego, la fantasía y la imaginación pueril? Sí, y es David Zinn quien nos lo muestra a través de sus tizas.

David Zinn StraÃenkuenstler
David Zinn

En mi mente no quedan muy atrás esos días en los que, cargada de ilusión, le suplicaba a mis padres que me compraran una caja de tizas de colores. Simplemente me encantaba pintar con ellas y disfrutaba más cuando veía el grisáceo asfalto convertido en un mundo de garabatos y colores. A día de hoy, cuando paseo por mi barrio, apenas veo niños jugando en la calle. La tecnología ha inundado hasta la infancia y, con esto, la imaginación y la fantasía quedan prácticamente anuladas. Ya no se respira la creatividad que antes rebosaba en la esencia infantil, ahora el ser humano crece a ritmo digital. Este hecho ha calado personalmente en artistas como David Zinn, para el que cualquier elemento urbano es un nuevo lienzo.

3.00.jpgCon una enseñanza completamente autodidacta, este artista estadounidense se dedica a recorrer la ciudad de Ann Arbor ‒situada en el estado de Michigan‒ y a plasmar en cada rendija, en cada grieta o en cada adoquín un mundo donde la imaginación y la fantasía no solo invitan a jugar a los niños, sino también atrae a los adultos hacia sus recuerdos infantiles. Acompañado siempre por sus simpáticos3.4.jpg personajes -un monstruo verde de ojos saltones, un cerdito alado, simpáticos dragones y curiosos ratones-, David Zinn recrea una realidad paralela con la que divierte y enseña, pues no solo se conforma con la evasión de su público hacia los sueños, sino que transmite con su trabajo la importancia de mantener el medio ambiente limpio, el respeto mutuo, la grandeza de la lectura, el arte, la música o la igualdad social.

3-01Gracias a su iniciativa y mensaje, David Zinn ha conseguido colocarse como uno de los artistas callejeros más influyentes y buscados, entrando, poco a poco, pero con paso firme, en esa lista de grandes comunicadores y defensores del arte que lidera el misterioso y afamado Banksy.

En cuanto a su zona de producción y trabajo, Ann Arbor sigue siendo su principal lienzo; aunque, poco a poco, y gracias a su reciente fama en diversas redes sociales, Zinn comienza a moverse por el resto de grandes localidades de Estados Unidos, habiendo sido reientemente la isla de Manhattan su nuevo objetivo.

3.7.jpg

Fundir la realidad con la fantasía, el mundo adulto con el infantil y la diversión con la concienciación, es la gran odisea que Zinn se ha propuesto cumplir a trazos de tiza y carboncillo. Alentar a los niños a que exploren la capacidad de sus mentes, su curiosidad y a que dejen su imaginación volar, cada vez es un movimiento más frecuente ‒y la meta de muchos artistas contemporáneos‒ donde la principal función es devolver las características propias de una infancia sana y plena, invadida por el aprendizaje a través del juego.

3-8

Una vez más, el arte vuelve a ser la herramienta predilecta para dar voz a esta gran causa, donde tenemos que diferenciar el buen uso de las nuevas tecnologías del abuso de las mismas en la población más joven. Promover el descubrimiento de todo aquello que nos rodea, de la exuberante naturaleza que poseemos y de todas las diversas sociedades y culturas que componen nuestro mundo: esta es la mayor enseñanza y el mayor regalo que podemos ofrecer a los más pequeños.


Autora: Jennifer María González Vera

Correctora: PaquiBel Sánchez Rueda

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s