La tecnopoesía invade el campus

«No hay nadie», dice mi compañera al estar frente a la facultad de Psicología y Educación de la Universidad de Málaga. Todo parece un chiste. Los organizadores del evento aún no han terminado de preparar el trozo de papel de 120 metros que están colocando en la acera y el reloj ya marca las 10:30, la hora estimada del inicio. Así que decidimos tomar un té para hacer tiempo.

Tras una taza de té rojo y un batido ‘Camelia’ (incluyan muchas frutas en este apartado) acompañados de una buena charla en la cafetería Proquo, volvemos al lugar del acto. Esta vez nos esperan toda la prensa invitada y los realizadores: Poetopía.

20161027_113428

1-1Patrocinados por LinkbyUma, la iniciativa de este proyecto es unir la tecnología con la poesía, despertando entre los jóvenes universitarios el impulso de crear unos versos relacionando ambas materias. Ya se han realizado varias actividades similares en distintas ciudades, y hoy le toca a Málaga.

Tras responder a varias preguntas el Comité Organizativo y posar para las fotos de rigor, comienzan a captar transeúntes invitándolos a dejar su granito de arena en este poemario gigante.

Tímidos, reclinan las ofertas del rotulador y en el ambiente no se palpa otra cosa que el fracaso de un evento, tal vez, demasiado extrovertido y poco apoyado por el departamento de comunicación de la UMA, que ha retrasado el inicio y no le ha dado la visibilidad que el equipo necesitaba para el éxito de este propósito.

20161027_112620Pese a estos contratiempos, Orbe está dispuesto a dejar su aportación y colaboración en este mural cultural merecedor de toda la difusión y participación posible. Así que, ni cortas ni perezosas, nuestras compañeras toman losimg-20161027-wa0014 rotuladores jumbo y comienzan su labor, siendo la de Andrea una de las primeras contribuciones. Especial mención aquí a Jonathan Sánchez Ávila, por su gran desparpajo e insistencia, en que nuestra compañera JM dejara volar su imaginación y consiguiera uno de los versos más cursis de todo el panel que, encima, contaba con una errata. Dejaremos que siga pensando que era poesía contemporánea —y lo más divertido es que soy yo misma la que escribe esto con las carcajadas de Andrea de fondo—.

1-4Poco a poco, los universitarios que pasan por la avenida directos a sus clases, deciden pararse unos segundos e informarse de qué1-6 demonios estaba pasando allí, y, cuando lo descubren, algunos no se lo piensan dos veces antes de clavar sus rodillas en el suelo para inmortalizar su creatividad sobre el lienzo amarillo.

1-8Golpe a golpe, verso a verso, el proyecto de Poetopía cobra vida. A las 14:56, gran parte (por no decir todo) del mural está lleno de1-5 estrofas que narran no solo los pensamientos de sus escritores, sino también las ventajas y desventajas que, hoy en día, la tecnología aporta a nuestra sociedad. Además del número de huellas que, inconscientemente, dejan al caminar los peatones independientes al evento.

1-7

La recogida de este mural ha sido a las 18:30 de la tarde, tiempo suficiente para que los estudiantes dejaran sus versos donde reflejan su amor incondicional por la tecnología, ya que sin ella sería mucho más difícil ver este artículo o tan solo el hecho de escribirlo.1-3

Gracias, orberianos, por seguir aquí cada día y demostrar lo que la tecnología nos ofrece, haciendo que nuestros corazones exploten de alegría como la batería del Samsung Note 7.


Autoras: Andrea González Jiménez & Jennifer María González Vera

Corrector: Guillermo Ruiz Jurado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s