Miguel Ángel Andújar y su homenaje a grandes cantantes nacionales

Cuando te preguntaban de niño qué querías ser de mayor no era como ahora, que los pequeños llegan a decir cosas que van desde guardián de la Galaxia hasta participante de algún concurso televisivo. Antes, las respuestas más normales oscilaban entre la medicina y ser un cantante famoso. Precisamente esta última es la profesión en la que Miguel Ángel Andújar García decidió centrar su vida.

No tardó mucho en hacer su primer cameo en televisión: en 2006, con once, rozando ya los doce, años de edad, quedó finalista en los Premios Veo Veo retransmitidos por Canal Sur, el canal autonómico de Andalucía. Con Jesús Yanes como pilar dentro de su formación —conocido por ser el descubridor de Malú y el productor de artistas como Mónica Naranjo— en la Escuela de Artes de Almería, comenzó su colaboración con la hermandad de Donantes de Sangre hasta culminar con la grabación del Himno del Donante Español, canción que se interpreta cada año en las asambleas de esta organización desde su creación.

Subiendo un poco más en los escalones que le llevan al éxito, Miguel Ángel se embarca en otro programa televisivo cuatro años después: Quiero Cantar, producido por la cadena nacional Antena 3 presentado por Jorge Fernández Madinabeitia. Fue tras toda esta vorágine que se trasladó a Madrid, sin dejar sus estudios, para poder realizar las grabaciones de este programa, del que nos hablará un poco en esta entrevista.

Porque sí, Orbe no podía quedarse sin preguntarle unas cuantas inquietudes al que muchos denominan «el nuevo Raphael», de cuya persona realiza, hoy día, un hermoso homenaje por las diferentes ciudades españolas que quieran acoger esta gran voz. Con un equipo extraordinario apoyando la iniciativa desde hace ya un año entero, Andújar continúa superándose y colaborando con proyectos tan importantes como lo fue Papanú, Plaza Musical, un disco distribuido por Warner Music en el que interpretaba al personaje de Rudy. Este musical es un excelente vehículo de aprendizaje con la ayuda de la música, los colores y la fantasía.

Sin mucho más que añadir, le deseamos toda clase de suerte a este gran artista almeriense y le damos las gracias por haber querido participar con nosotros en esta entrevista tan agradable.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte al mundo de la música?

Desde bastante pequeño lo tuve muy claro, la verdad. A los 11 años propuse a mi padre presentarme al concurso Veo veo de la fundación Teresa Rabal, aunque hasta entonces nunca me había formado en ninguna disciplina artística. Fue a partir de la participación en este concurso cuando comenzaría a dar clases de canto en Almería y más tarde en Madrid. Podemos decir que ese fue el punto de partida.  

¿Tuviste claro desde el principio que tu carrera iría enfocada al estilo de grandes autores como Raphael o Manolo Escobar?

Siempre me han gustado las grandes voces españolas e internacionales como las de Raphael, Manolo, Luis Miguel o Camilo Sesto. Del mismo modo también me han llamado la atención los musicales, son espectáculos en los que se requiere gran formación vocal y siempre me han atraído. No obstante, fue a raíz de los 15 años, cuando participé en el programa de Antena 3, Quiero cantar, cuando Raphael y Manolo vinieron para quedarse en mi repertorio.

¿Por qué decidiste hacer tributos de ambos en los escenarios?

Como he mencionado anteriormente, han estado en mi repertorio desde los 15 años y desde siempre han sido muy demandados. Esto fue lo que me llevó a dedicarles un espectáculo íntegro a cada uno de ellos, empezando con bases musicales y terminando con una banda de seis músicos, con los que trabajo actualmente. No deja de ser importante que los artistas sean atractivos y pedidos por el público, es uno de los motivos que nos ha llevado a rendir tributo a estos artistas y a continuar haciéndolo.

¿Tuviste miedo de la aceptación de la gente cuando comenzaste con ellos? ¿A las críticas?

Lo cierto es que no, de hecho, venía de cantar las canciones de estos artistas en televisión y había una muy buena respuesta por parte del público, lo que me dejaba entrever sus reacciones. No podemos hablar de miedo, aunque la verdad es que cada público es diferente y no todos reaccionan igual. De hecho, en cada sitio el espectáculo tiene una aceptación distinta y siempre existe un poco de incertidumbre en cuanto a ello. En lo referente a las críticas, son positivas siempre que sean constructivas, aunque por supuesto dejamos claro que nunca pretendemos imitar al artista al que rendimos homenaje, sino recordarlo.

¿Cómo fue la experiencia de cantar con Pastora Soler en el programa Quiero cantar?

Pastora es una artista a la que siempre he admirado, incluso antes del programa, y para mí el poder cantar con ella fue una gran sorpresa por parte de Quiero cantar. La experiencia fue a todas luces positiva y la recuerdo con muchísimo cariño. Tras ello he ido a muchos conciertos de Pastora y para mí sigue siendo un honor que recuerde aquel momento con tanto cariño como yo lo hago.  

Y ya… no sé si atreverme a preguntarte por Manolo Escobar. Has sido uno de los almerienses, de los pocos, que ha podido cantar con él antes de que falleciese. ¿Qué sentiste en aquel escenario?

El día anterior a la grabación del programa pude ensayar tranquilamente con Manolo la canción que cantamos juntos, Madrecita María del Carmen y me dio grandes consejos que me son útiles hoy en día. Atesoro el momento de cantar con Manolo Escobar en un escenario y me siento muy afortunado de haberlo podido hacer, ya que para mí es el gran galán de la copla y una figura a todas luces imprescindible en la canción española.

¿Qué tal las grabaciones de tu primer álbum, Sígueme?

Habiendo pasado seis años desde la grabación de Sígueme puedo decirte que mi forma de trabajar ha cambiado. Sígueme fue el primer trabajo discográfico que realicé y quizá me dejé llevar por las personas que en ese momento me asesoraban dejando de lado mi criterio. En ese momento se me expuso una situación ideal en la que yo simplemente acepté todo lo que se me propuso. Obviamente esta situación vino propiciada por mi inexperiencia y, hoy en día, tengo una capacidad de decidir que me dan los años de trabajo y formación musical.

¿Te costó mucho coger el ritmo y el trabajo que conlleva algo tan grande como es un disco?

El disco se grabó en Madrid mientras yo cursaba Bachillerato en Almería, por lo que los desplazamientos a la capital eran necesariamente frecuentes.  Los temas que yo ensayaba previamente en casa solían cambiarse en el estudio a la hora de grabar, y a eso hay que sumarle el hecho de que las grabaciones se realizaban verso a verso, lo que provocaba que las jornadas de grabación fueran lentas y algo complicadas para mí, ya que no existía una continuidad en los temas y yo estaba acostumbrado a actuaciones en directo.

Sabemos que continúas con el Tributo a Raphael junto a una banda estupenda. ¿Es el proyecto que dirige tus pensamientos a día de hoy o puedes adelantarnos si hay algo por ahí deseando ver la luz?

La verdad es que actualmente estoy muy contento con el proyecto Tributo a Raphael que cuenta ya con 2 años de vida y, a eso, le sumamos el nuevo trabajo que estamos desarrollando, Homenaje a Manolo Escobar. Ambas producciones conllevan muchas horas de trabajo para conseguir un resultado de calidad y, sobre todo, para que la gente disfrute en directo.  Por lo tanto estos dos proyectos son los que actualmente ocupan mi tiempo y esfuerzo, ya que estamos trabajando muy duro para llegar a ofrecer un resultado óptimo.

Los andaluces hemos crecido escuchando el villancico de Canal Sur, Nuestra navidad Canal Sur, que bate records en reproducciones de YouTube y, como dato extra, es uno de los más parodiados en la red social. Cuando yo escuché y vi el del año 2011 no te haces una ligera idea de lo que me sorprendió verte, después de tantos años —desde primaria para ser exactos—, en la pequeña pantalla. Cuéntanos cómo fue la experiencia de un acontecimiento tal y si te gustaría volver a repetirla.

Hace ya 5 años que me propusieron grabar el villancico, y para ello pusimos especial empeño en seleccionar un escenario adecuado, que compartí con algunos de mis compañeros de la academia de canto en la que yo estudiaba. Fue una experiencia especial e inolvidable, y de hecho fue uno de los anuncios más emitidos en Navidad en Canal Sur. Quizás no lo repetiría porque cuando lo llevé a cabo era el momento justo y siempre quedará la grabación para poder recordarlo.  

Por último, ¿cuál sería tu consejo para todos aquellos tímidos que no se atreven a dar el paso de lanzarse al público, pero son unos apasionados de la música, igual que tú?

Lo más necesario en este aspecto es un buen punto de partida, en este caso, una buena formación vocal. En segundo lugar, quizás considero importante fijar metas a corto plazo, es decir, tenemos que tener en cuenta que existe una amplia gama de posibilidades dentro del mundo de la música y por tanto se hace necesario establecer objetivos realistas que nos permitan ir escalando puestos hasta llegar al lugar que queremos. No obstante, yo animo a todas aquellas personas interesadas en la música a que se lancen y que sean valientes, hay que atreverse y salir de la zona de confort y seguro que encuentran una oportunidad.


DATOS DE CONTACTO

YouTube

Twitter

Facebook

Instagram


Autor: Paquibel Sánchez Rueda

Corrector: J. M. González Vera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s