Delirium conquista Granada

Nunca antes me había emocionado tanto pisar Granada como esta vez. Muerta de frío, con tres mudas bajo mi cazadora y calada por la insistente lluvia. De este modo me bajo torpemente del autobús tras hora y media de trayecto. A pesar de lo aparatosa que pueda verme esta situación, no puedo dejar de sonreír todo el tiempo. 

Mi pequeña mil y una noches, el oriente de tierras castellanas, sin duda Granada tiene un hechizo que pocas ciudades poseen. Y el encantamiento toma aún más fuerza cuando las nubes se disipan por unos instantes y Sierra Nevada surge tras el Albaicín, completamente cubierta por un manto albo y brillante. Pero esta vez, no vengo a embriagarme de sus historias y bellas tradiciones. No. Esta vez, piso Granada siguiendo a una de mis bandas de heavy metal alternativo favoritas: Lacuna Coil.

20161123_214521

Acompañada por mi Urania personal (una amiga como pocas), por fin recorremos la ciudad nazarí  tras casi un mes de preparativos. Preparadas y listas para disfrutar esta noche del rock metal de una de las bandas europeas más prometedoras de los noventa.

Lacuna Coil es un grupo caracterizado por el género del metal gótico y el metal alternativo. Fundados en 1994 en Milán (Italia), han participado en numerosos festivales de hard rock y metal por todo el mundo, ganando una fama bastante considerable fuera de Italia. Compuesta actualmente por batería, guitarra, bajo y dos vocalistas, Lacuna Coil ha conseguido ser una de las bandas extranjeras más influyentes en el mundo del heavy metal actual. Lanzaron en mayo de este año su nuevo trabajo Delirium, que han presentado en una gira mundial desde principios de verano, siendo España una de las últimas paradas, concretamente serán Madrid, Granada y Barcelona sus tres únicos conciertos. Y nosotras no queríamos perdernos tal evento.

Localizamos nuestro hostal (si es que podemos definirlo de hostal), dejamos nuestros bagajes en la habitación y decidimos recorrer el centro de la ciudad hasta que empiece el concierto.

Tras cogerle el tranquillo al transporte público conseguimos llegar a Vía Colón y, desde allí, a calle Elvira, el mejor lugar de toda Granada si quieres probar sus famosas tapas. Por recomendación de varios conocidos, decidimos almorzar en La Bella y la Bestia II (un bar que os recomiendo encarecidamente que probéis si tenéis la oportunidad) y, tras calmar los nervios con un par de cervezas, decidimos hacer turismo exprés. Paseo de los Tristes, algo del Albaicín y la Catedral son algunos de nuestros destinos.

17.30, decidimos volver al hotel para prepararnos y salir hacia la salas de conciertos El Tren, donde tendrá lugar el espectáculo a las 19.30. Bien abrigada con un jersey de lana negra bajo mi sudadera de los Guns ‘N Roses y el paraguas en la mochila por si la lluvia decide sorprendernos de nuevo, salimos en busca de un taxi. A las 19.20 entramos en la sala El Tren y, a partir de ese momento, la realidad comenzó a distorsionarse en un delirio continuo.

20161123_215123Precedidos por dos grupos teloneros de alta calidad, Genus Ordinis Dei y Forever Still, siendo este último mi favorito de ambos, Lacuna Coil se preparaba tras bambalinas para hacer vibrar al público que allí se encontraba. He de decir que, desde el momento en el que entré, vi algo mermadas mis expectativas en cuanto a seguidores. La palabra no es exactamente vacía, más bien sería desahogada, exacto, una sala de conciertos desahogada es la que nos recibe. Mucho cuero, una generación de los ochenta en gran porcentaje y el olor a cerveza que comienza a embriagar mi pituitaria. Le comunico a mi amiga el asombro que tengo al ver tan poco público, a lo que me contesta que es prácticamente normal, pues la mayoría de fanes prefieren saltarse los teloneros y llegar justo a las 21.30, la hora en la que Lacuna Coil invadiría el escenario. Y efectivamente así ocurrió.

Justo a las 21.30 Forever Still se despidió agradeciendo el calor y la motivación de los que allí nos encontrábamos ante su música. Curiosa, vuelvo la vista hacia la entrada de la sala y me doy cuenta de que, desde que todo comenzó, el público había triplicado su número. No es agobiante la sensación, más bien acogedora, pues todos respetamos las posiciones de nuestros compañeros. Los empujones y la discordia en ningún momento existen.

20161123_213243.jpg

Las luces sucumben, la oscuridad invade la sala y los vítores y aplausos son inmediatos. Entre fogonazos de luces rojas y azules vemos cómo el escenario se iluminaba ante nosotros, están preparados sobre él el batería, el bajista y el guitarrista. Comienzan entonces los acordes y golpes de baquetas, anunciando que la canción que abre el concierto esta noche es Ultima Ratio. Andrea Ferro, el vocalista masculino, sale a escena en primer lugar, aclamado cual gladiador romano por todos los presentes pero, si tengo que calificar a Andrea como un gladiador, a Cristina Scabbia, la vocalista femenina, no puedo darle otro calificativo que no sea el de la diosa Venus. Pues, justo en el momento en el que pisa las tablas del templo del metal —alumbrando al público con una linterna—, los vítores se transforman en oraciones, súplicas, mejor dicho, que piden que su voz haga delirar al público que allí nos encontramos.20161123_215814

Sin darme cuenta comienzo a saltar y a entonar algunas estrofas de las canciones en mi famoso inglés de los montes malagueños. Un acento algo desastroso que no tiene relevancia, puesto que el volumen de los altavoces y las otras voces de los allí presentes lo ahogan al instante. El sonido es atronador y apenas puedo escucharme a mí misma.

Varias de las canciones que siguen son una recopilación de todos los álbumes que han sacado hasta entonces, recordando con ello su larga trayectoria de más de diez años. Temas como Trip the Darkness o Die & Rise (mi favorita entre todas) suenan esta noche en la sala El Tren además de las nuevas canciones que trae su último trabajo: Delirium.

La noche avanza y Lacuna Coil se las apaña sin problemas para tirar esa cuarta pared que, normalmente, separan al público del cantante. Nos hacen sentir que, en realidad, todos pertenecemos a Lacuna Coil, sin jerarquías ni rangos, sino dentro de una igualdad conjunta nacida del amor hacia este género musical. Cristina no para de repetir lo agradecidos que están de poder pisar España y lo abrumados que se sienten al recibir tanto amor y cariño por parte de sus seguidores españoles. Ya sea en inglés o italiano, e incluso en un sobresfuerzo por hablar la lengua española, los agradecimientos se suceden tras cada canción.

20161123_215314Blood, Tears, Dust y You Love Me ‘Cause I Hate You son dos de los temas más famosos que componen Delirium, así que, como intuía, son una apuesta segura para la noche. A pesar del entusiasmo que desprende cada uno de los componentes del grupo, comenzamos a notar que algo no va bien en el sonido del micrófono de Cristina, lo que provoca que en los agudos y en las notas más extensas un molesto pitido truene entre el sonido de su voz. Aun así, the show must go on!

La garganta comienza a escocerme y el oído izquierdo hace tiempo que me dejó de funcionar. A los casi sesenta minutos de concierto intuimos que aquel encuentro debe concluir pronto y, con mucho pesar en nuestros corazones pero extasiados y eufóricos, decidimos darlo todo en la última canción de la noche: Delirium, el tema estrella.

Agradecimientos finales, una promesa de regreso y una fotografía conjunta son los regalos que Lacuna Coil nos ofrece al acabar el concierto, además de la experiencia extrasensorial y tan satisfactoria que invadió mi mente y mi cuerpo durante esta oportunidad de haberlos podido disfrutar en vivo.


Autora: Jennifer María González Vera

Corrector: Guillermo Ruiz Jurado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s