Supongo

Supongo que me gusta cantar

aunque mi voz suene horrible,

y que bailo

a pesar de ser muy, muy torpe.

Supongo que sonrío

aunque por dentro no quiera,

y que te miro,

mientras por dentro me muero

por abrazarte.

Supongo que me levanto cada mañana

aunque luego esté todo el día pensando en mi cama,

contigo, a mi lado.

Supongo que te extraño

aunque nunca lo diga.

Supongo que me visto a mi gusto

incluso sabiendo que mi cuerpo no es perfecto,

para ti lo era.

Supongo que presto atención

cuando nuestros amigos hablan de ti,

y que me sigo poniendo aquella falda todos los viernes

mientras te espero en nuestro banco favorito del parque.

Tranquilo,

sé que tú no vendrás.

Supongo que me acuerdo de ti

cuando esa tonta canción suena,

a veces, incluso en mi cabeza.

Puta melodía.

Supongo que sigo guardando un “te quiero”

escrito en un papel

en el cajón de mi mesita de noche.

El corazón dibujado sigue intacto,

el mío se rompió.

Yo lo intento,

te juro que lo hago.

Pero supongo que,

al final,

me he convertido en esa asquerosa ironía,

la de un cuadro feliz

pintado por un pintor triste.

                           Martina García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s