El arte en lo cotidiano: Thomas Romain

Para adentrarnos un poco más en este mundo de la inspiración artística nacida de la vida familiar y cotidiana, me gustaría presentaros a otro virtuoso que, al igual que Maggie Cardelús, utiliza a sus hijos, y todo lo relacionado con ellos, como su máxima iluminación.

Es tangible que la maternidad ha sido el hilo conductor de muchas artistas, hasta llegar al punto de englobar únicamente a la mujer todo lo relacionado con ella. Durante siglos hogar, familia, hijos y vida han sido lemas únicos y exclusivos de la feminidad, llegando a encasillar el papel y las posibilidades de las féminas a estos roles, impidiéndolas destacar en otros campos y excluyéndolas socialmente. Pero debemos ser justos, este cerco no solo ha limitado la libertad femenina, sino también la masculina en cuanto a la dedicación y disfrute de la vida hogareña y la paternidad. Pues bien, he decido mostraros hoy cómo el arte del siglo XXI derriba ese muro de separación y nos muestra un horizonte libre de creatividad.

Si esta mañana veíamos la vida familiar y la maternidad como epicentro del gran talento de Maggie Cardelús, esta tarde veremos cómo se reflejan en las ilustraciones de Thomas Romain.

00.5.jpg

Atraído desde temprana edad por el fascinante mundo del arte japonés, el manga y el anime,  por su exotismo y su cultura, Thomas Romain enfocó su carrera como animador y director de series al mundo que ofrece el país del sol naciente.

00.01.jpgEntre sus creaciones más famosas se encuentra la mítica serie Código Lyoko, emitida en España sobre el año 2003. Inspirada fuertemente en elementos japoneses como el vestuario de los protagonistas, la gran influencia de una tecnología futurista en la trama o la nacionalidad nipona del personaje de Yuko. El flujo de esta cultura es constante. La00.00.jpg aceptación por parte del público fue atronadora, convirtiendo a Código Lyoko en una de las series francesas más populares de la época y, comenzando así, el movimiento artístico por el interés del mundo del anime japonés y su fusión con la animación francesa. Thomas Romain se ganó rápidamente una fama férrea por sus diseños, guiones y proyectos, tanto en Francia como en Japón, lo que le permitió hacer su segundo trabajo más valorado: la serie Oban Star-Racers que contó con colaboración japonesa.

Hasta este punto, podríamos pensar que la inspiración para elaborar tales tramas se encuentra de forma total en la cultura nipona, pero lo cierto es que para nada es así. Su principal foco de creatividad no se encuentra en Asia, sino en su propia casa. Me refiero con esto a su hijo.

00.3.jpgPara Thomas la paternidad ha sido una explosión de ideas además de una de las etapas más importantes de su vida. Desde un principio quiso que su pequeño formara parte de todo lo que le importa: sus sueños, su rutina, la animación, su empleo, el arte… ¿y qué mejor manera que hacerlo despertándole su creatividad? Así que decidió fortalecer el vínculo entre padre e hijo transformando los dibujos de este en personajes para futuros proyectos.

Basándose en los bocetos de su hijo, Thomas ha conseguido crear no solo un arsenal de protagonistas, sino una conexión entre su vínculo familiar, su vida hogareña y el mundo de la animación. Hacer partícipe a su hijo es una acción enriquecedora para ambos, a parte de una nueva inspiración mucho más personal que cualquier otra externa.

La gran imaginación propia de la etapa infantil le proporciona una fuente de recursos inagotables. Desde doctores malévolos al más puro estilo steampunk, hasta caballeros fantásticos y mágicos.

00-1

Con esto venimos a dar por terminado el especial de nuestra sección de arte de hoy, donde hemos intentado haceros ver que la más mínima rutina puede ser un universo de inspiraciones sin fines. Tanto una vida familiar como la belleza de la paternidad o la maternidad, no son razones para frenarte en tu productividad o motivos que haga desviarte de tu camino profesional, sino apoyos inmejorables para crecer en medidas inigualables, y estos dos artistas lo han demostrado fusionándolos.


Autora Jennifer María González Vera

Corrector: Guillermo Ruiz Jurado 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s