Yamila Terry: «¡Yo canto al amor en todas sus caras! Pero a mi manera»

Tras el gozo de haber podido disfrutar de Yamila Terry en sublime concierto, os traemos la entrevista que le hemos realizado. Se nos describe como un auténtico torbellino caribeño, una mujer soñadora pero disciplinada, temperamental pero tierna, y con un respeto y una pasión inquebrantables hacia su profesión: la música.

Cantante formada a caballo entre Cuba y España, esta mujer tan polifacética bebe de todas las influencias musicales que nos pueden brindar las diversas culturas que se albergan en esta tierra, centrándose especialmente en las latinas. Fruto de ello, su último trabajo musical: Si yo hubiera sabido, un hermoso encuentro entre las raíces cubanas y los géneros musicales característicos de la cultura latina.

Desde aquí, agradecer a la cantante el habernos dedicado su tiempo para hacer posible esta entrevista.

Para comenzar, me gustaría preguntarte por la influencia musical que has tenido a lo largo de tu vida. Cuando eras niña, ¿la música estuvo muy presente en tu ambiente familiar?

La música ha estado presente en mi vida desde que era bebé. En mi casa se escuchaba mucha música, y no sólo música cubana. Además, Cuba es un país en el que la cultura y la educación musical son de gran relevancia.

¿Cómo descubriste que deseabas hacerla tu profesión?

Aunque parezca impactante, desde siempre. Lo tuve claro desde que era muy pequeña, sentía que era a lo que quería: entregarme por completo como profesión. Decidí iniciar los estudios en el conservatorio y a la vez iba haciendo actuaciones como aficionada, pero de una manera muy disciplinada, como si fuera una profesional [risas].

20170715_203758¿Has tenido estudios musicales profesionales o todo ha sido un aprendizaje autodidacta?

Primeramente, empecé en una agrupación que era de mi ciudad: La Edad de Oro. Ahí estuve desarrollando varias facetas que luego han contribuido a consolidar mi versatilidad como artista, ya que aquí aprendí a desenvolverme bailando, primeramente como bailarina (esto con 7 años [risas]), también a recitar, a cantar y a interpretar personajes en obras de teatro. Luego, con 10 años me matriculé en guitarra clásica en el conservatorio. Terminé el nivel profesional de guitarra, me gradué, pero me desarrollaba al mismo tiempo como cantante y tuve una experiencia que ha sido definitiva para consolidarme como cantante solista en una agrupación muy prestigiosa de nuestro país: Ismaelillo. Con ellos tuve la oportunidad de viajar por muchos países y experimentar, a través de la música, muchas vivencias de otras culturas que me aportaron mucha riqueza, tanto profesional como personalmente. Posteriormente, comencé como solista en la empresa provincial de la música en la Habana y, a partir de ahí, vinieron giras importantes con diferentes espectáculos y festivales internacionales, como el festival internacional Boleros de Oro, donde tuve la satisfacción de recibir mi primer premio de interpretación. También realicé estudios aquí, en España, y me gradué en el conservatorio profesional de música Manuel Carra como cantante lírica.  Siempre he estado pendiente de realizar cursos nacionales e internacionales para mantenerme actualizada en cuanto a la técnica vocal.

¿Qué opinas sobre la técnica de los músicos autodidactas? ¿Puede compararse con la de los músicos académicamente formados, es diferente o, en una pregunta antónima: deberíamos dejar de realizar estos prejuicios y disfrutar, simplemente, de la calidad musical dejando a un lado la formación del músico?

Hay  músicos autodidactas que, desde mi punto de vista, no los debemos tocar… En esta profesión lo ideal es tener las cualidades y desarrollarlas con buena técnica para crecer en la interpretación y no quedarse atrás. Pero hay de todo y para todos los gustos. La técnica te aporta seguridad y, si la controlas, equilibrando esto con una buena interpretación, ya es una excelencia en cuanto a calidad. Y, bueno, en el caso de los cantantes es más saludable porque cuidas las cuerdas vocales al tener conciencia de cómo lo haces, rindes más y disfrutas el doble de tu trabajo.

Tu música se orienta desde la tradición cubana hasta la fusión de estas raíces caribeñas con géneros musicales como el jazz, el flamenco o la salsa. ¿De dónde nace esta necesidad de fusionar distintos estilos musicales?

Precisamente al haber vivido distintas experiencias, tanto auditivamente como en mis estudios, que han sido tanto en lo clásico, como en lo popular, hace que mi forma de interpretar sea con mi raíz cubana, pero con todos esos matices presentes.

20170715_213732

Tu último trabajo musical, Si yo hubiera sabido, ha sido fruto de una enorme dedicación, esfuerzo y un gran sacrificio. He de decir que conseguí el disco tras tu actuación en The Clarence Jazz Club de Málaga. Lo califico como un trabajo sublime, me encantó. Cuéntanos, ¿cómo nació y qué encontraremos en él?

Este disco es el resultado de una etapa de crecimiento musical y personal con raíces cubanas, pero con una amplitud latina, donde se aprecian todos estos detalles fusionados de diferentes estilos populares musicales y con un componente clásico que es parte de mi carrera musical. Fue un trabajo en equipo muy intenso, con la participación de tremendos músicos y artistas como el maestro Chucho Valdés, Daniel Casares, Daniel Amat,  Yalil Guerra y la Orquesta Sinfónica de Málaga.

Las letras que encontramos en Si yo hubiera sabido bailan entre el amor pasional, el desamor, la entrega o la pérdida. ¿Por qué la necesidad de hacer girar este trabajo alrededor del mundo que nos muestra cómo es el amor en todas sus caras?

¡Porque yo canto al amor en todas sus caras! Pero a mi manera…

Ya que vives en una simbiosis de la cultura cubana y la cultura española, explícanos: ¿el aprecio hacia la cultura artística es igual en ambas sociedades o hay diferencias?

Es totalmente recíproco el aprecio y la valoración. En Cuba, tanto la cultura, la literatura y la música españolas son lo máximo, y en España he podido sentir que es también muy especial y respetado todo lo nuestro.

¿Tiene éxito la tradición musical cubana en tierras españolas? ¿Y viceversa?

Se disfruta y se valora, pero el éxito como tal es más complicado aquí, debido a que en España hay más difusión y promoción por la música con melodías y ritmos pegadizos, estilos más comerciales. En Cuba, sin embargo, se valora el éxito mayormente vinculándolo al grado de interpretación, virtuosismo… detalles más profundos musicales que comerciales.

IMG-20170715-WA0005

Por último, me gustaría preguntarte: para ti, ¿quién es Yamila Terry?

Yamila Terry es muy complicada: cubana, pero con disciplina rusa, a veces violenta, a veces tierna, pero es todo música y corazón. Por eso “Si Yo Hubiera Sabido”…


Autora: Jennifer María González Vera

Correctora: Paquibel Sánchez Rueda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s