Broadway y sus musicales inundan Madrid

La vida da muchas vueltas y nunca sabes qué ocurrirá dentro de diez segundos. Puede que te llamen para trabajar, que encuentres el amor de tu vida, que hagas un viaje inesperado o que, en el peor de los casos, ocurra cualquier tipo de desgracia. Tranquilos, no quiero volverme una médium ni nada por el estilo, simplemente quiero reafirmar lo que se lleva siglos diciendo: los planes inesperados son los que más se disfrutan porque, entre otras cosas, no te da tiempo a reaccionar o racionalizar demasiado; los haces y punto.

Esto fue precisamente lo que nos pasó a mi familia y a mí hace unas semanas. Preparábamos nuestro viaje a la capital de España con mucha ilusión —entre otras cosas porque se trataban de nuestros primeros días de vacaciones en varios años— cuando mi madre se topó con el anuncio de un musical que llevaba varias temporadas de renovación. El Teatro Amaya, en Madrid, recogía durante varias sesiones a Viva Broadway, un espectáculo que decía reunir nada más y nada menos que dieciocho musicales famosos en veinticinco puestas en escena. Teniendo en cuenta que mi hermana y yo somos unas apasionadas de este tipo de cosas, y que la curiosidad había acrecentado en el corazón de nuestros progenitores (eso de poder ver Grease o Dirty dancing en vivo ayudó mucho), decidimos echarle un vistazo.

Hecho el croquis de los tres días que estaríamos en la ciudad con la excusa de ir a ver El rey león, porque sí, la cosa iba de musicales, pudimos concretar fecha y hora para «ver qué nos encontramos» a pocas horas de haber llegado a la capi. Lo primero que nos sorprendió fue la enorme similitud que tenía aquel teatro con el Cervantes de nuestra ciudad, Almería, sobre todo en la sala principal y, creo, única. Sus sillones de terciopelo estaban demasiado juntos unos a otros, algo que, desde aquí, reivindico: las personas que medían más de un metro setenta se daban con las rodillas en las butacas de delante y el pasar hacia las interiores era toda una odisea.

b94ed7_db02a9b28eb548cdaf289e5489fbd1f8-mv2
Todas las imágenes del artículo son extraídas directamente de la página web del evento

En el momento en que nuestras posaderas tocaron los asientos de la fila cinco, jamás imaginamos lo que nuestros sentidos estaban a punto de presenciar. El derroche de color, talento, humor y música fue tal que, al finalizar la sesión, nos daban ganas de continuar para volver a verlo todo de nuevo. Cuando dijeron que recorrían los musicales más famosos de Broadway no se equivocaban. Con Mary Poppins nos enamoraron, con Los miserables la piel se nos puso de gallina y las lágrimas recorrieron muchas mejillas, con El fantasma de la ópera casi le dejo marcas a mi madre de la emoción y con Mamma mia nos quedamos afónicos de cantar con ellos (he de decir que con Grease hasta bailamos, porque… ¿quién se resiste al grease lightned?). Chicago, Hairspray, Aplausos, Cabaret, Fama, Flashdance, Evita, Cats, A Chorus Line… tanto en tan poco tiempo y tan bien aprovechado…

Cada número era diferente; cada letra tenía su matiz; cada interpretación iba acompañada de un cambio en el vestuario que no tenían nada que envidiar a las grandes producciones. En conjunto, fue una experiencia realmente inolvidable para todos los que llenamos el teatro aquella tarde de sábado. Tal era la emoción que muchas personas se pusieron en pie mientras aplaudían ese final tan espectacular.

Al finalizar, el elenco formado por Álvaro Puertas, Idaira Fernández, José Miralles, Ender Bonilla, Paloma Colmena, Elena López, Francisco Moreno, Laura Rodríguez, Amura Gallardo, María Granada y David Chaparro salieron al hall para poder echarse fotos con los espectadores y conversar un poco. En el coloquio les dimos la enhorabuena personalmente a los tres intérpretes principales (los tres primeros de esta lista) y descubrimos que uno de ellos posee una propiedad precisamente en nuestra tierra, lo que hizo más entrañable aún aquel encuentro.

cats.jpg

Parte del elenco

Viva Broadway nos aportó un trocito de la historia del espectáculo mundial a todos nosotros. Después de aquellas horas, que se me hicieron irremediablemente cortas, he de decir que adoro mucho más de lo que ya lo hacía los musicales y aprecio el triple todo el trabajo que tienen que hacer todos los integrantes de una puesta en escena como la que presenciamos. Todo fue posible gracias, además del reparto, a la coreografía de Ender Bonilla y dirección musical de Idaira Fernández, así como al libreto de Ángel Borge, escenografía de Francisco Granados, iluminación y sonido de Daniel Santos y dirección de Javier Adolfo.

 

Sin más que añadir, solo puedo escribir un sonoro y rotundo…

¡Bravo!

 

*NOTA: Muy a mi pesar, no he conseguido encontrar fotografías del elenco actual, solo están las del primero que tuvieron, pero sí os colocaré, bajo estas líneas, la foto que nos echamos con dos de los principales: Idaira Fernández y José Miralles. La calidad no es la mejor, pero al menos podéis verles. Además, aprovecho para aclarar que las canciones fueron cantadas en español, no en inglés; razón por la que tampoco hay vídeo, ya que todos los trailers oficiales tienen las canciones en inglés. Supongo que se cambiarían, ya que es un espectáculo que lleva años poniéndose en escena.

WhatsApp Image 2017-09-20 at 13.11.02.jpeg


Autora: Paquibel Sánchez Rueda

Correctora: Carmen García Martín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s